El pasado sábado Ciempozuelos celebró una misa para despedir y rendir homenaje a las Madres Clarisas que tanto han hecho por el municipio a lo largo de los 400 años que han permanecido aquí. La misma estuvo oficiada por Cánovas del Castillo, Obispo de Getafe, y entre el público que lleno el Templo, para dar su últimos adiós y agradecer labor cometida en Ciempozuelos, se encontraba la Alcaldesa, María Ángeles Herrera, la Concejal de personal, obras y servicio, María Azucena Díaz, el Concejal de juventud, festejos y comunicación, y la Concejal de cultura, sanidad y consumo, María Elena García.

Acerca del futuro del Convento de las Madres Clarisas el deseo es que el Templo de dicho convento continue abierto al culto dependiendo de la parroquia, así como siguiera siendo la sede canónica de la Hermandad de Santísimo Cristo de Medinaceli; además de en un futuro no muy lejano ser utilizado por una nueva orden religiosa. Como le había comunicado el Obispo de Getafe a la Alcaldesa el pasado 9 de febrero en la reunión que mantuvieron ambos ante la preocupación del pueblo de Ciempozuelos sobre el futuro del Convento de las Madres Clarisas.